lunes 10 de diciembre de 2018 - Edición Nº991
Primer Argentino » TIERRA DEL FUEGO » 30 nov 2018

Empleados municipales con miedo de terminar presos

Según fuentes municipales, luego del allanamiento del viernes pasado cunde el pánico entre los empleados municipales que se prestaron a las órdenes del intendente y temen ir presos. Ayelén Barboza, la más complicada de acuerdo a los documentos secuestrados por la justicia, teme que Melella la entregue para salvarse.


En las oficinas del municipio de Río Grande crece el nerviosismo y el pánico entre los empleados, ante la aparición de más documentos comprometedores para la gestión.
Ayelén Barboza, en particular, está asustada y se lo cuenta a todos con los que hablan. Duda sobre la estrategia judicial de Ibarra porque sabe que Melella le mintió y el planteo judicial tiene muchas fallas. Sabe que ella es el eslabón más débil de la cadena. “Después de los abusos sexuales van a seguir con los hechos de corrupción. Y de esa no zafa Melella” señalan colaboradores cercanos de la Directora General de Obras Públicas.


Después de un mes en la sombra, ahora solo va dos veces a la semana a la municipalidad. “Siente miedo y vergüenza. Esos son sentimientos muy duros, porque te bloquean emocionalmente” reflexiona la misma fuente citada.


Mientras tanto, Gabriela Castillo (que fue obligada por la justicia a devolver $400.000 por cobrar horas docente que no realizaba) anda con efectivo en los bolsillos, repartiendo y pidiendo protección para el intendente. Su misión: asegurar que todos los empleados estén presentes en los actos del intendente.


Entre los empleados, para romper el clima de miedo, se dicen un poco en broma y un poco en serio “vos vas a ir preso”, “no, vos vas a salir preso”. Entre el humor y el nerviosismo, los empleados ya no saben como disimular la angustia y el miedo.


El allanamiento generó verdaderas escenas de pánico entre los empleados. “Se llevaron expedientes sin terminar. Esto va a terminar muy mal. Si la justicia mete las narices, se va a poner complicado” admitió un personal administrativo, que vio en primera persona cómo se llevaban los expedientes el viernes pasado.


Por eso el intendente salió a prometer recategorizacion para los empleados de planta permanente y el ingreso al Municipio para los familiares y amigos de aquellos que están más comprometidos para garantizar el silencio y no se conviertan en testigos en contra del intendente. Es decir, obras públicas, finanzas, servicios públicos y administración.

Mientras, esperan que con el impuestazo puedan asegurarse los fondos para la campaña, con la que apuestan a revertir la fuerte caída en las encuestas de Melella y la huida de su exaliados, sino estarán muy complicados.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias