lunes 10 de diciembre de 2018 - Edición Nº991
Primer Argentino » ARGENTINA » 3 dic 2018

Sociedad

Clerc, en shock tras el asalto: “Me dieron duro y parejo”

Dijo que su familia todavía no se pudo recuperar. Fue a media cuadra de la Quinta Presidencial.


TAGS: ASALTO, CLERK

El violento asalto que sufrió el ex tenista José Luis Clerc (60), el viernes pasado en su casa de Olivos, a una cuadra y media de la Quinta Presidencial, dejó impactada a toda la familia. "Es un shock psicológico tremendo del que uno no se puede recuperar", admitió este lunes a la mañana "Batata".

"Estamos todos muy mal, que invadan tu privacidad de la manera que lo hicieron es durísimo", manifestó el actual comentarista de TV, luego de que los delincuentes amenazaran con llevarse secuestrada a una de sus hijas.

Además, se mostró extrañado de que el hecho haya ocurrido en un sitio con mucha seguridad. "Nunca pensé que a uno le podía llegar a pasar, sobre todo en esta zona. Me había pasado hace muchísimos años en La Horqueta. A una cuadra y media donde está Mauricio (Macri) es realmente impresionante", expresó.

 

Consultado si cree que hubo una planificación para concretar el robo, manifestó: "Me tocó y me tocó".

Clerc les agradeció a los funcionarios de la Provincia que se comunicaron con él tras el robo. "Agradezco que (el ministro de Seguridad) Cristian Ritondo me llamó, también (el jefe de la Policía Bonaerense) Fabián Perroni, de la Municipalidad de Vicente López y, sobre todo, el fiscal Martín Gómez, que está trabajando muy fuertemente".

"Están trabajando, ojalá que los agarren y cambie todo esto para los ciudadanos, así como todos los del G20 se fueron sanos y salvos a sus hogares", señaló.

 

El ex tenista confirmó que fue golpeado por los asaltantes. "Me pegaron un culatazo en la cabeza. Me dieron duro y parejo, pero lo que más me preocupaba eran las dos chiquitas que estaban conmigo", afirmó.

Si no entregás todo, nos vamos a llevar a una de las nenas”. Con esta amenaza, tres ladrones armados robaron dinero, joyas, tablets y celulares de la casa del ex tenista, en Monasterio al 1800.

Todo comenzó cerca de las 20 del viernes cuando Clerc estaba en el jardín junto a sus hijas y decidió ir a la parte delantera de la propiedad. Allí se encontró con tres ladrones fuertemente armados que habían ingresado sin forzar ninguna puerta ni ventana.

 

Uno de los delincuentes lo apuntó con una pistola y luego le dio un culatazo en la cabeza para controlarlo. Luego, llevaron a las hijas del tenista a la parte de atrás de la casa. Mientras tanto, a Clerc lo ataron a una silla con una corbata y le empezaron a pedir plata. Fue en ese momento en que los intrusos amenazaron al ex jugador con llevarse secuestradas a las nenas.

El ex jugador les indicó a los ladrones dónde había algo de dinero, joyas y artículos electrónicos para que se fueran. Afuera, los esperaba un auto en el que había un cuarto cómplice. Una vez que los asaltantes escaparon, Clerc llamó a la Policía.

Clerc, en la inauguración de la Villa Olímpica en Soldati. Foto: Andres D'Elia

Clerc, en la inauguración de la Villa Olímpica en Soldati. Foto: Andres D'Elia

Una vez que los policías comenzaron a revisar la casa, establecieron que las puertas de la vivienda de Clerc no tenían ni las puertas ni las ventanas violentadas, por lo que se estima que los delincuentes tenían llaves de la propiedad. Al respecto, los investigadores sospechan del entorno laboral del ex tenista.

El robo se produjo en momentos en que en la zona de Olivos, como en varios puntos del norte del Conurbano, había un fuerte operativo de seguridad debido a la realización de la Cumbre G20 en Buenos Aires y a reuniones que tuvieron lugar en la Quinta Presidencial.

Si bien la casa de Clerc no estaba incluida entre las calles con restricción al tránsito para circular, queda a sólo una cuadra y media de Malaver, una de las laterales de la residencia.

 

El tenista, que se destacó de la década del ’80 -llegó a ser número 4 del mundo-, ya había sido asaltado en 1997 cuando vivía en una casa del barrio La Horqueta, en el partido de San Isidro.

Luego, sufrió otro robo en 2007, cuando entraron a su casa en un country de San Fernando.

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias