lunes 10 de diciembre de 2018 - Edición Nº991
Primer Argentino » ARGENTINA » 4 dic 2018

Sociedad

Una policía que atendía casos de violencia de género fue detenida por abusar de su hija

La nena de 10 años había sido internada en Rosario la semana pasada por las lesiones que sufrió.


TAGS: ABUSO, POLICíA, HIJA

La Justicia santafesina ordenó este fin de semana mantener bajo prisión preventiva a una mujer policía acusada de abusar de su hija de 10 años, quien había sido internada días antes en Rosario debido a las lesiones que sufrió.

El dato más llamativo de la denuncia que incluyó la declaración de la nena fue que la madre de la víctima cumplía funciones en la Comisaría de la Mujer de Casilda, donde se atienden casos de violencia de género y se trabaja bajo el área que combate la trata de personas en la provincia. De acuerdo a las pruebas iniciales, la uniformada de 35 años agredió sexualmente a la menor en "reiteradas oportunidades" y esto obligó a hospitalizarla.

La jueza Mariel Minetti dispuso que la imputada permanezca tras las rejas durante 70 días bajo sospecha por abuso sexual agravado por el vinculo y por la convivencia preexistente en concurso real con corrupción de menores. La investigación a cargo del fiscal Emiliano Ehret partió de los resultados de exámenes médicos a la hija de la acusada y luego se llevaron a cabo una serie de allanamientos el jueves pasado.

 

Ante la grave acusación que tomó estado público este fin de semana, la defensa de la uniformada solicitó su excarcelación bajo cumplimiento de una serie de reglas de conducta, pero la magistrada rechazó el pedido.

En cuanto a los antecedentes del episodio, la niña fue entrevistada por profesionales vinculados a la Fiscalía y su testimonio fue coincidente con el diagnóstico de los médicos que la atienden en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela. Si bien ya había sido internada en Casilda, la cuestión recién llamó la atención de las autoridades cuando la derivaron porque presentaba una hemorragia importante.

En la casa de la mujer policía secuestraron elementos de interés para la causa que se tramita en el departamento Caseros, a unos 70 kilómetros de Rosario. Al mismo tiempo, también se dispuso la intervención de la Subsecretaría de Derechos de Niñez, Adolescencia y Familia para cuidar tanto a la niña internada como a su hermanita, quienes vivían con su madre.

Luego de la audiencia imputativa que se llevó a cabo el fin de semana, la mujer fue trasladada de regreso a Rosario para cumplir prisión preventiva en forma efectiva mientras se esperan los resultados de otras medidas dispuestas por la Fiscalía casildense.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias