lunes 20 de mayo de 2019 - Edición Nº1152
Primer Argentino » ARGENTINA » 13 mar 2019

Sociedad

“Lo clavé una o dos veces”, dijo la joven que junto a su madre fue detenida por matar a su padre

Las dos mujeres eran víctimas de violencia de género. El hombre, además, obligaba a su esposa a prostituirse.


La joven de 18 años que está presa junto a su madre por asesinar de 185 puñaladas el sábado a su padre en la localidad bonaerense de José C. Paz, confesó en su indagatoria que mientras sus padres peleaban, ella tomó un cuchillo y apuñaló “una o dos veces” a su papá por temor a que las lastimara y reveló varios hechos de violencia doméstica que padecieron distintos miembros de la familia.

En su indagatoria del domingo, Paula Milagros Naiaretti (18) contó de manera detallada a la fiscal Silvia González Bazzani los hechos violentos que se iniciaron la noche del viernes, cuando los integrantes de la familia terminaron de cenar y se fueron a dormir, y culminaron la madrugada del sábado con el padre, Alberto Elvio Naiaretti (46), asesinado de 185 puñaladas.

De las 15 fojas que tiene la indagatoria, en las primeras cuatro la fiscalía hizo un relato de la acusación, en la quinta y la sexta detalló el hecho y de allí en adelante, la joven contó la situación familiar y las peleas entre su padre y su madre Paola Elvira Córdoba (38), la otra detenida en el marco de la causa.

Según la declaración de Paola - la madre de Milagros - la discusión había comenzado porque ella no quería ir prostituirse sobre la ruta 8. Su marido la obligaba a hacerlo y le compraba ropa y preservativos, luego se escondía entre los arbustos para observar lo que hacía y finalmente le exigía el dinero que le pagaban. “Yo le dije que no quería ir más. Me dijo que yo tenía que ir porque tenía hijos a los que darle de comer, que era mi forma de ayudar en casa", contó la mujer.

“Mis papás estaban discutiendo. Mi papá le quiso levantar la mano a mi mamá. Mi mamá se empezó a quejar como queriendo evitar que él la golpee. Tenía miedo de que él le haga algo a mi mamá porque cuando se ponía así era muy bruto y tuve miedo”, comenzó el relato de la joven.

Y, explicó que luego de esa primera discusión le mandó mensajes de Whatsapp a su tía “Mary”, hermana de la madre, para avisarle lo que estaba pasando pero luego se quedó dormida leyendo el teléfono en la cama.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias