martes 20 de agosto de 2019 - Edición Nº1244
Primer Argentino » ARGENTINA » 5 ago 2019

Sociedad

"Había sangre hasta en el techo": el dolor de la familia de Franco, asesinado a golpes por un policía

La hermana del joven asesinado explicó que conocían al agresor, ya que era cliente habitual de quiniela y vecino del barrio.


"Nosotros no encontramos explicación de por qué tanta crueldad. Mi hermano era una excelente persona, era el alma de la familia y esto no destruyó", contó a BigBang Dalma Delpech, la hermana de Franco, un joven de 21 años que fue brutalmente asesinado por un policía el sábado al mediodía cuando salía de trabajar en su quiniela, ubicada en la localidad de General Vedia, a 85 km de la capital de Chaco.

En base a lo que pudieron reconstruir los investigadores por las cámaras de seguridad del negocio, Sergio Maidana, cliente de la quiniela y oficial de la policía, agredió hasta la muerte al joven de 21 años con su pistola para robarle la mochila en la que tenía la recaudación del día, y luego huyó en su moto hasta la terminal de colectivos, donde se tomó un bus y minutos después fue descubierto por otro agente, quien intentó detenerlo pero lo mató para salvar su vida tras una agresión del sospechoso.

"A mi hermano, Maidana lo atacó el sábado cerca de las 13.30, cuando él estaba terminando de barrer y estaba por cerrar. Andaba con su mochila encima, en la que guardaba la recaudación. Él siempre tenía dinero porque a veces había que pagar premios, así que tenia plata de más ese día", indicó a este portal Dalma Delpech, hermana del joven, quien además aclaró que conocían al agresor desde hacía tiempo, ya que el policía solía ir a jugar a la ruleta bastante seguido.

 

Según la mujer, el violento conocía mucho a su hermano, aunque no eran amigos. Incluso, en varias oportunidades ella misma lo llevó de un pueblo a otro para que se tomara el colectivo hasta su casa, por lo que ni ella ni el resto de su familia entiende por qué el oficial se ensañó tanto con el joven.

El asesinato se produjo dentro de la quiniela del joven.

 

Aunque el terrible hecho tuvo lugar el sábado pasado al mediodía, el papá de la víctima, el ex intendente Aldo Delpech, comenzó a preocuparse por su hijo algunas horas después, cuando dejó de contestar los mensajes desde su celular. Inquieto por no saber bien lo que pasaba, fue hasta la quiniela a ver si su hijo estaba ahí, y cuando entró, se encontró con el chico tirado en el piso y todo ensangrentado en la zona de la ruleta.

El ex político intentó reanimar a su hijo, pero el joven ya había perdido la vida, hecho que se produjo, según la autopsia, luego de que el oficial golpeara brutalmente al comerciante en la cabeza con su arma reglamentaria.

Delpech murió producto de los golpes que le dio el agresor con su arma reglamentaria.

 

"Sergio venía a jugar siempre a la ruleta y seguramente sabía que mi hermano guardaba la plata en su mochila. Ese mismo día estuvo horas antes jugando, y los testigos contaron también que anduvo por la zona antes del crimen", explicó la hermana del chico fallecido.

En comunicación con este portal, ella aseguró que no existían problemas previos entre el agresor y el joven, sobre todo porque su hermano era tan buena persona, que si el policía le hubiera pedido dinero, sin dudas él se lo hubiera dado.

"Lo que hizo Maidana es de una brutalidad terrible. Entró y lo apuntó con el arma, lo hizo ir hasta la parte de la ruleta y lo hizo poner en una posición que no podía defenderse. Mi hermano le entregó la mochila antes de tirarse al piso, y después de eso, él empezó a golpearlo con la culata del arma en la cabeza. Más tarde nosotros pudimos ingresar al local, y había sangre hasta en el techo", contó conmocionada.

Sergio Maidana tenía antecedentes penales por violencia de género.

 

Como la quiniela tenía cámaras de seguridad, las imágenes del violento ataque quedaron registradas. Incluso, en una de las grabaciones se puede ver que Maidana estaba por salir del lugar, pero como notó que su víctima aún se movía en el piso, decidió volver para estrangular al joven con el cordón de una zapatilla hasta asegurarse de que no iba a sobrevivir.

En base a lo que pudieron reconstruir los investigadores, Dalma Delpech explicó que tras matar al comerciante, el oficial se escapó en su moto hasta la terminal de colectivos, donde abordó un bus que iba hacia la ciudad de Sáez Peña.

El agresor fue abatido por otro policía que intentó arrestarlo.

 

"Varias horas estuvo prófugo, hasta que una vez en el colectivo, otro agente de la policía subió en una parada y lo reconoció. Esperó hasta confirmar que se trataba de él, lo redujo, le sacó el arma para ponerla en un lugar seguro y ahí Maidana se lanzó a agarrar la pistola, ambos forcejearon y se produjo el disparo que le quitó la vida", aclaró.

Según denuncia la familia, el agresor tenía antecedentes penales, y aún así lo dejaron ingresar a la policía en el 2015 y le permitieron trabajar como oficial. Además de haberse peleado en varias ocasiones con sus superiores, el día anterior a asesinar a Franco Delpech, el sospechoso ejerció violencia de género contra su mujer, quien lo denunció ante la Justicia por la golpiza.

E joven de 21 años tocaba el bajo en una banda que tenía con amigos.

 

"Yo pienso que quizás atacó a mi hermano cuando intentaba escaparse por lo que había pasado antes con su señora, porque no encontramos explicación de tanta crueldad. Maidana quería que mi hermano no viva", aseguró la mujer con tristeza, antes de decir que sienten "mucha indignación", porque el agresor entró a la policía aún cuando tenía antecedentes.

Angustiada, hacia el final de la conversación Dalma Delpech recordó a su hermano como un trabajador incansable, fanático del club Boca Junior, y músico, ya que tocaba el bajo desde hacía años en una banda que tenía con amigos.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias