martes 20 de agosto de 2019 - Edición Nº1244
Primer Argentino » ARGENTINA » 12 ago 2019

Provinciales

Por abusar de su propia hija, estará preso hasta el 2040

En agosto de 2040, a los 73 años, terminará de cumplir su condena M.F.R., un hombre que en junio pasado fue condenado en Ushuaia a la pena de 22 años de prisión por haber abusado sexualmente de su hija biológica cuando ella tenía entre 13 y 14 años; hechos por lo que concibió dos niños y una niña. Vivían en Punta Alta, en 2012 se mudaron a Ushuaia, con la finalidad que nadie preguntara sobre el embarazo.


TAGS: ABUSO, CONDENA

En agosto de 2040, a la edad de 73 años, terminará de cumplir su condena M.F.R., un hombre que en junio pasado fue condenado, por el Tribunal de Juicio del distrito sur, a la pena de 22 años de prisión por haber abusado sexualmente de su hija biológica cuando ella tenía entre 13 y 14 años; hechos por lo que concibió dos niños y una niña.


El sujeto fue llevado a juicio, en un proceso que culminó el 19 de junio del corriente año, por haber “abusado sexualmente, en un numero indeterminado de oportunidades, con acceso carnal de su hija biológica”. Los hechos se habrían desarrollado cuando la víctima tenía entre 13 y 14 años, entre los años 2006 y 2007; y hacía finales de 2017, cuando la mujer tenía 24 años.


Como consecuencias de esos abusos reiterados, la víctima dio a luz a dos niños de 8 y 7 años y una niña de 4 años; de acuerdo a lo que se pudo probar durante la etapa de instrucción del proceso, y más tarde con el desarrollo del juicio oral, que tuvo carácter de reservado, por tratarse de un delito contra la integridad sexual.


Los sucesos se habrían concretado cuando las partes convivían, en la vivienda familiar compuesta por la madre y dos hermanas de la víctima, también hijas del imputado, en la localidad de Villa General Arias, pero luego se mudaron a Punta Alta donde los abusos continuaron.


Entre 2010 y 2011, los padres de la víctima decidieron separarse, y ella se quedó con su padre y sus hermanas, con su madre. No obstante, las mudanzas para la víctima continuaron cuando se quedó embarazada de su padre, y en el año 2012 se trasladaron a Ushuaia, con la finalidad que nadie preguntara sobre su primer embarazo.


“Los abusos habrían sido practicados siempre bajo las mismas circunstancias de modo, es decir, en horas de la noche, cuando el hombre se introducía en la cama de la víctima, obligando a la joven mediante fuerza física e intimidación psicológica”; fue descripto en el requerimiento de elevación a juicio del caso.

 

Condena firme

El depravado fue condenado como autor material y penalmente responsable del delito de abuso sexual agravado por el acceso carnal y por el vínculo, reiterado en número indeterminado de ocasiones y en concurso ideal con promoción de corrupción de menor agravado por el vínculo.


Tras haber fenecido el plazo para las vías recursivas de la sentencia dictada por el Tribunal de Juicio en lo Criminal y, de esa forma, quedar firme la misma, el Juez de Ejecución, Manuel Isidoro López procedió al cómputo de la condena a cumplir.


El condenado que carece de sobrenombre ni apodos, es de nacionalidad argentina, nacido en el 10 de julio de 1967, en la localidad de Tres Isletas, en la provincia de Chaco. Su último domicilio estaba ubicado en el asentamiento Dos Banderas de la capital fueguina.


Hay que recordar que por orden judicial, el sujeto fue detenido el 16 de agosto de 2018. Desde esa fecha está privado de su libertad, por lo tanto, en el cómputo realizado por el Tribunal de Ejecución de Sentencias, surge que el vencimiento de la condena opera el 16 de agosto de 2040.

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias