miércoles 18 de septiembre de 2019 - Edición Nº1273
Primer Argentino » ARGENTINA » 9 sep 2019

Show

Más lujos, pero menos exposición: cómo el millonario día a día de Luisana y Bublé en Canadá

La actriz y el cantante se reparten entre la Argentina y el país del norte.


TAGS: FAMILIA, BUBLé

Reglas más estrictas y más lujos, pero menos exposición. Esas son las claves del tipo de vida que Luisana Lopilato y Michael Bublé les dan a sus tres hijos cada vez que se instalan en su mansión del pueblito de Burnaby en Canadá. Cómo viven y qué hacen cuando están junto a NoahElías y Vida en el país del Norte.

Luisana Lopilato y Michael Bublé viven la mayor parte del año en Burnaby, Canadá.

 

“La rutina es estricta”, reconoció tiempo atrás Luisana, al hablar de la crianza de sus hijos; quienes van al colegio y al jardín de infantes en Canadá. Todo comienza con un desayuno saludable, dieta que les diseñó Daniela, hermana mayor de la actriz. “Es un shake que tiene todo tipo de verduras y para que lo tomen les decimos que es el hockey, porque son fanáticos de ese deporte”, sumó Bublé en otra entrevista.

Luisana junto a su cuñada y los padres de Michael Bublé.

 

A diferencia de lo que sucede cuando están en la Argentina, los pequeños Bublé deben cumplir una estricta rutina de sueño cuando están en el país de su padre. “Les pongo el pijama y a las siete y media de la tarde, más tardar a las ocho, tienen que estar en la cama. Es la costumbre del país”, advirtió su mamá.

Luisana y Jayde, una de las sobrinas de Michael, que además es la madrina de Elías.

 

Distinto es lo que sucede cuando llegan a Buenos Aires y su padre se encuentra de gira. “Si me llama y los escucha, me reclama: ‘¿Todavía están despiertos?’. Acá siempre encuentro una excusa: ‘Bueno, es noche de familia’ o ‘Están de vacaciones’”. La rectitud con los horarios también se mantiene en lo que respecta a invitados: se cena a las siete de la tarde a plena luz del día

 

“Si está en Buenos Aires y mis amigos dicen: ‘Voy a comer a tu casa. Caigo tipo nueve, nueve y media’; a Michael le da un ataque. No entiende por qué tan tarde”, reconoció la actriz, al tiempo que aclaró: “Pasa lo mismo cuando ve que los chicos están jugando a las doce de la noche”.

Los Bublé disfrutan de salir a navegar en familia.

 

Las visitas en Canadá son otras. Además de los amigos de Bublé, Luisana se hizo un grupo de amigos de “argentinos”, con quienes comparte cenas y un torneo de tennis interno. ¿El detalle? La actriz mandó a construir una cancha profesional en el jardín de su nueva mansión ubicada en Burnaby, el pueblito en el que nació su marido.

 

Luisana y Michael cuentan con la ayuda de una niñera de tiempo completo. Gracias a eso, la actriz puede cumplir con su estricta rutina de entrenamiento diario. La jornada comienza temprano: a las nueve y media de la mañana. “Empiezo corriendo siempre”, le confió la actriz a Susana Giménez cuando la diva la visitó en Canadá.

 

Fanática de Crossfit, Luisana sigue con series de sentadillas, más de cien adbominales por día y pesas. “Una vez que termino con todas las repeticiones, me tomo un cafecito en la esquina y vuelvo a casa; me baño y ya me quedo con mis hijos”. ¿El dato? Luisana se mueve en un lujoso Mercedes Benz convertible cuando maneja por Canadá.

 

Salir a comer no fue fácil en un principio. Aunque encontró un local de panchos que ama (Japa dogs), la versión canadiense del sushi fue todo un tema. “Cuando vine por primera vez estaba acostumbrada a comer el sushi con queso. Acá eso no existe, entonces cuando vamos a comer, Mike lleva el pote de queso y les pide que me lo preparen”.

 

La estadía en Canada también es un momento muy aprovechado por la actriz para compartir tiempo con sus cuñadas, con quienes mantiene un vínculo “de hermanas”. No son pocos los fines de semana que disfrutan de un paseo en el “O'Sh-N-Jayde Too”, el bote de la hermana de MichaelBrandee. Los acompañaron por lo general sus hijos y los sobrinos del cantante, O'Shae y Jayde, quien es además la madrina de Elías.

Los botes de la familia de Michael Bublé.

 

Todos los Bublé tienen sus propios barcos (incluso los padres del cantante) y disfrutan de los paseos por el mar Salish, ubicado frente a la costa de Vancouver. La embarcación más grande es, claro, la de los suegros de la actriz, Lewis (quien antes de jubilarse trabajó toda su vida como pescador de salmón) y Amber. "Me acuerdo que salíamos dos o tres meses con mi papá y trabajaba con hombres más grandes que yo. Era un esfuerzo físico importante", reconoció el cantante en su biografía. El bote que Bublé les regaló a sus padres es la envidia del amarradero. Tiene comedor al aire libre, cocina, una suite principal y un dormitorio más pequeño.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias