jueves 21 de noviembre de 2019 - Edición Nº1337
Primer Argentino » ARGENTINA » 5 nov 2019

Provinciales

Fue acusado de abusar y matar a sus hijos, pero deberá ser sobreseído: Podría demandar al estado

Joan Franco Lazarte fue acusado de haber matado a sus dos hijos en un incendio en una casilla, en la Margen Sur. También fue encontrado culpable de abuso sexual contra la hija de 3 años, fallecida en el incendio. Ahora se comprobó que las pericias del caso eran falsas y deberá ser sobreseído.


Joan Franco Lazarte fue acusado de haber matado a sus dos hijos en un incendio en una casilla, en la Margen Sur. También fue encontrado culpable de abuso sexual contra la hija de 3 años, fallecida en el incendio. Ahora se comprobó que las pericias del caso eran falsas y deberá ser sobreseído.

En 2017, un incendio en una casilla de la Margen Sur terminó con la vida de un nene de 5 años y de su hermana de 3. Su padre, Joan Franco Lazarte, había salido a buscar trabajo en compañía de su suegro y cuando volvieron a su casa, se encontraron con lo peor.

En el hospital, Lazarte esperaba que los médicos salven la vida de sus hijos, lo que no ocurrió. En ese mismo momento, la policía procedió a su detención, con un dictamen preliminar de la médica forense, que indicaba que la nena tenía señales de haber sido abusada, ya que afirmaba haber encontrado restos de semen en el cuerpo de la nena. Después se comprobó que no era semen, y que se trataba de otros fluidos del cuerpo de Lazarte.

La nena no había sido abusada y el incendio había sido accidental. Sin embargo, a Lazarte se lo encarceló en la alcaldía, en un pabellón común. Algo no estaba bien en las pericias.

En su momento, los diarios sensacionalistas lo mostraban como un “chacal”, Lazarte se había convertido en el peor de los asesinos. Había abusado de su hija y la había asesinado para ocultarlo. Y con ella, había muerto su hermano.

A partir de la ayuda de un vecino, que confió desde el primer momento en la inocencia de Lazarte, el abogado Francisco Giménez se hizo cargo de la defensa, pidió comprobar la información de la perito forense y mandó las pruebas para que las analizaran un genetista y un perito forense en la ciudad de Buenos Aires. La respuesta fue la esperada: no era esperma. Por lo que tampoco hubo violación.

“Nos pusimos a trabajar y tratamos de excarcelarlo y nos lo negaron, con la excusa que él estaba pidiendo pasajes al ministerio de Gobierno para irse fuera de la provincia para enterrar a sus hijos. Dijimos que era un absurdo”, dijo el Dr. Giménez por FM Del Pueblo.

Se trataba de la asistencia prestada desde el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, que prestó ayuda a la familia, ya que había perdido todo en el incendio, y querían pasajes para irse de Tierra del Fuego. Lazarte no había solicitado los pasajes. Los solicitantes eran otros miembros de su familia.

Ahora la justicia deberá sobreseerlo, luego de que se incorporen al expediente las nuevas pericias de la Corte Suprema de Justicia que comprueban que Lazarte no tuvo ningún tipo de intervención en el fallecimiento de sus hijos.

“El concejo nuestro será hacerle una demanda civil a la médica forense que indujo a un error al fiscal para que ellos mantuvieran la demanda hasta el día de hoy. La fiscalía ha trabajado tratando de averiguar la verdad, inducida por la perito forense. La investigación se inició por este peritaje, después hubo otro que negaba la presencia de esperma, pese a que la perito lo aseguraba. La fiscalía trabajó en base a este peritaje oficial, con la mejor honestidad intelectual, pero en base a un error del Poder judicial, que es el responsable”, afirmó Giménez.

El abogado también se refirió a una “justicia para pobres”, ya que el acusado logró tener acceso a otra pericia, fuera de la provincia. “Hay un servicio de justicia para aquellos que puedan acceder a peritos forenses de calidad, y hay una justicia para los pobres. Si no se podía haber accedido a esto, él estaba condenado a perpetua”, dijo el abogado.

Y agregó: “No se puede confundir esperma con otros fluidos del cuerpo, no es algo que necesite muchos estudios, confundir lesiones por abuso sexual con lesiones por quemaduras es más grave aún. La perito forense lo dijo en su primer informe y lo ratificó en la testimonial, que decía que las lesiones estaban en el fondo del útero, pero no en el ingreso de la vagina, el sentido común me indicaba que esto no podía ser”.

“El poder judicial deberá revisar sus profesionales”, pidió Giménez. Y fue terminante: “de no ser así, tendremos otro Lazarte”.

 
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias