miércoles 03 de junio de 2020 - Edición Nº1532
Primer Argentino » ARGENTINA » 11 may 2020

Municipalidad Río Grande

Son un desastre: 150 trabajadores independientes fueron enviados a hacer fila a un lugar equivocado

Un episodio por demás bochornoso se vivió durante las primeras horas de la jornada de este lunes en el centro de la ciudad de Río Grande, generada y teniendo como principal partícipe al Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la provincia.


Un episodio por demás bochornoso se vivió durante las primeras horas de la jornada de este lunes en el centro de la ciudad de Río Grande, generada y teniendo como principal partícipe al Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la provincia.

Pasadas las 10 de la mañana, más de cien trabajadores independientes se presentaron en la oficina de calle María Auxiliadora de esta ciudad ha hacer la correspondiente fila para poder obtener un permiso de trabajo y poder realizar las famosas «changas» durante la cuarentena.

Es así que una vez en el lugar se les comunicó que deberían dirigirse hacia la oficina de empleo dependiente del Municipio de Río Grande, en la cuál nadie se encontraba porque no estaban enterados de la situación, toda vez que dicha oficina no es competente para expedir dichos permisos.

Hasta allí se dirigieron los colegas de Minuto Fueguino a cubrir el episodio vergonzoso que expuso a 150 trabajadores que colmaron una de las veredas apostadas sobre la Avenida San Martín, exponiéndose al frío de este otoño que se hace sentir con fuerza.

Este episodio se da en medio de la cuarentena que, aunque flexibilizada, generó malestar en los trabajadores que han tenido que cruzar toda la ciudad para poder llegar a un lugar en que fueron anoticiados de que no le entregarían dicho permiso por no ser competentes.

Una vez más el gobierno provincial actúa con ligereza y sin tomar en cuenta las repercusiones y consecuencias que pueden tener sus decisiones en la población fueguina.

Este error genera malestar y confusión entre los trabajadores y las trabajadoras que se acercaron allí confiando en lo que se les dijo desde las autoridades oficiales.

El gobierno provincial demuestra una vez más ser un desastre, pensando que luego con una gacetilla de prensa se solucionan las cosas, señalando que «se guíen por información oficial». No se dan cuenta todavía que están al mando de una provincia y que cada decisión que tomen repercute en la vida diaria de los fueguinos y más en tiempo de cuarentena.

Otro paso en falso se suma a la larga lista de una administración desorganizada, sin capitán y con un barco al que le entra agua por todos lados.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias