miércoles 08 de julio de 2020 - Edición Nº1567
Primer Argentino » ARGENTINA » 24 jun 2020

Provinciales

Sacerdote denunciado en Ushuaia fue expulsado de la iglesia por el Papa Francisco

El decreto implica la pérdida de los derechos propios del estado clerical, es decir, que se lo ha dispensado de sus obligaciones sacerdotales y el celibato, y queda excluido del ejercicio del orden sagrado, decisión que es suprema e inapelable.


El Consejo Pastoral para la Protección de Menores y Adultos Vulnerables de la Conferencia Episcopal Argentina, compartió un comunicado en las últimas horas, firmado por el obispo de Río Gallegos (Santa Cruz y Tierra del Fuego), monseñor Jorge García Cuerva, en el que se informa el decreto del papa Francisco de la dimisión por pena del sacerdote Daniel Omar Acevedo.

El decreto implica la pérdida de los derechos propios del estado clerical, es decir, que se lo ha dispensado de sus obligaciones sacerdotales y el celibato, y queda excluido del ejercicio del orden sagrado, decisión que es suprema e inapelable.

“Por mi parte, ya me comuniqué con él y con los denunciantes para comunicarles la decisión del Santo Padre”, explicó monseñor García Cuerva en el comunicado, con fecha 19 de junio de 2020.

Cabe recordar que el hecho tuvo trascendencia tras la denuncia penal por abuso sexual contra Acevedo, que tuvo lugar en noviembre del 2016 por parte de un joven que actualmente vive en Ushuaia y que en ese momento, el ahora, exsacerdote, se desempeñaba como Párroco en Santa Cruz.

El caso

Daniel Omar Acevedo, desarrolló su ministerio en Río Gallegos y en 2018 fue separado de su cargo luego de ser denunciado y procesado por abuso sexual.

El caso por el que fue separado de su cargo por el ex obispo Miguel Angel D’Annibale, se remite a 2016, cuando un joven de 23 años lo denunció en Ushuaia por haberlo abusado en tres ocasiones diferentes, cuando tenía 15, 17 y 18 años. Dos de los hechos se produjeron en Chaco y el tercero, cuando la víctima se mudó a la ciudad fueguina.

En marzo de 2017, se inició un proceso administrativo penal contra el sacerdote conforme al derecho canónico, y recién un año más tarde, en octubre de 2018, el por aquel entonces obispo anunció que el Vaticano había expulsado a Acevedo del estado clerical en agosto de 2018, luego de ser encontrado culpable de abusar sexualmente de un menor. El ex cura apeló la sentencia y la causa judicial sigue abierta.

A finales del año pasado, un nuevo caso salió a la luz luego de que un joven que vivió su infancia en Río Gallegos lo acusó de haber abusado sexualmente de él cuando Acevedo era seminarista en la iglesia Fátima, por el año 2004.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias