jueves 18 de agosto de 2022 - Edición Nº2338
Primer Argentino » ARGENTINA » 27 jun 2022

Economía

Para cumplir metas, el FMI pide más subas de tarifas y bajar el gasto en jubilaciones

El organismo prevé un menor gasto en la segunda mitad del año. Se opone a controles en importaciones.


TAGS: FMI, CONDICIONES

El segundo semestre del año traerá mayores restricciones fiscales. El Gobierno deberá reducir el gasto en jubilaciones y la obra pública, evaluar un ajuste adicional en las tarifas y evitar mayores controles de las importaciones. Esas son algunas de las medidas previstas por el FMI para alcanzar las metas anuales, luego de aprobar el viernes un desembolso de US$ 4.000 millones por el cumplimiento de los objetivos del primer trimestre.

"Las medidas compensatorias recaen en gran medida del lado del gasto, lo que implica un importante reequilibrio del gasto entre la primera y la segunda mitad del año (en relación con las proyecciones originales del programa), necesario para respaldar una moderación de la demanda interna en el futuro", señaló el organismo en su informe sobre la primera auditoría del programa.

Según las proyecciones del staff y el Ministerio de Economía, se espera una reducción del gasto en jubilaciones del 8,5 previsto al 8,1% del PBI en 2022, del gasto de capital del 2,2 al 1,8% del PBI, y de bienes y servicios del 0,7 al 0,6% del PBI. El ahorro en esas partidas permitiría hacer lugar a un aumento de la asistencia social del 3,2 al 3,5% del PBI y de los subsidios energéticos, del 2,2 al 2,6% del PBI, sin modificar los objetivos anuales del programa.

La revisión significa un cambio en los planes de Martín Guzmán, quien semanas atrás ratificó que no habría un recortes en la obra pública. En rigor, los recursos serán superiores a los destinados en 2021 (1,4% del PBI), pero serán menores a los previstos en marzo. Los salarios y las transferencias a las provincias, en tanto, se mantendrán sin cambios en 2,9% y 0,6% del PBI, respectivamente.

De conjunto, el FMI estima que el gasto deberá ser contenido en un 20,4% del PBI (0,3% menos de la proyección inicial) a través de un manejo fiscal más "disciplinado" en el segundo trimestre. La mira está puesta además en los subsidios al transporte -que los gobernadores habían logrado incrementar en el presupuesto-, las transferencias a provincias y empresas estatales, y una administración "prudente" de los salarios.

En cuanto a las jubilaciones, la idea es que reduzcan su peso en el PBI por un resultado menos favorable de la fórmula de movilidad, ajustada por los salarios y la recaudación. Por otra parte, según el organismo, "se deben evitar los ajustes discrecionales a las pensiones", en referencia al proyecto de moratoria jubilatoria presentado por el kirchnerismo, y llamó a iniciar la preparación de "opciones de reforma" del sistema jubilatorio para presentarlas en diciembre.

En Washington también siguen de cerca la cuenta de los subsidios energéticos por su impacto en las reservas. El Fondo ve una aceleración de las importaciones, impulsada por combustibles y una demanda creciente ante la apreciación del tipo de cambio. A diferencia de las medidas que evalúa el Gobierno, recomienda "evitar" mayores controles al comercio exterior y sugiere avanzar en "ajustes adicionales en tarifas" (que en el tiempo deberían ajustarse a la inflación) para contener el gasto en esa partida.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias