sábado 09 de diciembre de 2023 - Edición Nº2816
Primer Argentino » ARGENTINA » 17 ene 2023

El padre de Fernando no pudo donar los órganos de su hijo por los golpes que recibió

Silvino Báez, papá de Fernando Báez Sosa, lo reveló este martes en el marco de la duodécima audiencia del juicio por el crimen del joven asesinado a golpes hace tres años en Villa Gesell.


Silvino Báez, padre de Fernando, contó que su hijo se anotó para donar órganos, pero por los golpes que recibió no pudo "dar ni uno". Además, tanto él como su esposa, Graciela, se mostraron molestos por la actitud de los rugbiers de mostrarse como víctimas.

"Lo que le digo a la sociedad es que acá la única víctima es Fernando. Él se anotó hace algunos años como donador de órganos pero por la patada y los golpes que sufrió no pudo dar ni uno de sus órganos", relató el hombre. Este miércoles se cumplirán tres años del crimen ocurrido en el boliche Le Brique, de Villa Gesell.

También será el día en el que el juicio oral llegará a su fin y, ante este panorama, Graciela Sosa manifestó: "Solamente se me presenta el momento de todas las cosas vividas desde que recibí la peor noticia. La única víctima es Fernando y lo asesinaron de la manera más cruel. Solo espero justicia por mi hijo".

"Esperemos que sea tranquilo y con fuerzas. Es un día muy doloroso para nosotros porque se cumplen tres años del asesinato y queremos que ese dolor se convierta en ayuda y que la gente nos acompañe. No es fácil la pérdida de Fernando", remarcó.

 

Antes de retirarse, la mujer indicó que no recibieron ninguna carta por parte del sobreseído Juan Pedro Guarino y que ningún padre de los acusados se acercó a ellos. "Igual preferimos estar lejos, ni el perdón nos devuelve a nuestro hijo. No quiero hablar de la declaración de Máximo Thomsen", sentenció respecto al sorpresivo testimonio de uno de los rugbiers más comprometidos.

Según contó el abogado de la familia Báez Sosa, Fernando Burlando, Silvino y Graciela abandonaron la sala en medio de la declaración de María Paula Cinalli, madre de Blas y tía de los hermanos Pertossi porque no toleraron escuchar su testimonio.

"No están bien los papás de Fernando, todo les afecta emocionalmente de una manera diferente. Había una fortaleza al principio, y hoy hay otra diferente", sostuvo Burlando.

Durante su declaración, Cinalli aseguró: “Es una desgracia muy grande y no quiero ni pensar en lo que han pasado los padres de este chico pero nosotros también lo sentimos y los sufrimos". Fue en ese momento que "Graciela se descompuso", aseguró el letrado a la salida de los Tribunales de Dolores donde se lleva adelante el juicio.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias