jueves 25 de julio de 2024 - Edición Nº3045
Primer Argentino » ARGENTINA » 24 jun 2024

Búsqueda de Loan: el comisario quedó imputado por encubrimiento

Los seis acusados se negaron a declarar y los fiscales modificaron su situación procesal. La investigación ahora pasará al fuero federal.


Caótica mañana se vive este lunes en los tribunales provinciales de Goya, donde se encuentran detenidas las seis personas vinculadas a la desaparición de Loan Peña hace once días: los primeros tres acusados, Antonio Benítez, Mónica Millapi y Daniel Ramírez, y los últimos tres, Carlos Pérez y su mujer Victoria Caillava, y Walter Maciel, el ex comisario de 9 de Julio, para quienes cerca de las 14 se dictó la prisión preventiva, afirmó el juez de Garantías Darío Ortíz.

 

"Convertí la detención en prisión preventiva", dijo Ortiz. "Quiero aclarar que los seis detenidos están acusados de trata personas, pero cada uno en sus distintas funciones y responsabilidades". El juez además adelantó que habrá una audiencia para resolver, finalmente, si la causa pasa a un fuero federal. Iré a escuchar a todas las partes y en función de cada fundamento, tomaré una decisión, resolveré lo que corresponde. Yo soy quien debe decidir. Hasta ahora sólo vi medidas de coerción".

 

Tan caótica es todavía la jornada, con casi un centenar de vecinos enardecidos, que terminaron empujando a uno de los abogados defensores. "La gente está muy nerviosa, es entendible, pero yo estoy haciendo mi trabajo", señaló Jorge Monti, abogado de "Fierrito" Ramírez y de su mujer Millapi.

 

Hasta el mediodía de este lunes, lo concreto es que los fiscales de goya Guillermo Barry y Juan Carlos Castillo se declararán incompetentes y la causa pasará al fuero federal. Quedará de lado la carátula "abandono de persona" para ser reemplazada por "captación de menores para fines de trata". Esta novedad se hará oficial a las 14 de este lunes.

 

Por ahora, la funcionaria Caillava, su pareja Pérez y el ex comisario Maciel no prestaron declaración. Hasta el momento se habrían negado a hacerlo. "Ellos pueden dar testimonio cuando ellos quieran, en el momento en que lo dispongan, ante el fiscal o ante mí, el juez de garantía".

 

Ante la consulta de este medio, Ortíz sostuvo que sí pudo ver a los tres detenidos el viernes último. "Por supuesto que los vi, pero yo soy juez de garantías, no puedo describirlos, no puedo discernir en lo fino, en el detalle, nosotros actuamos a pedido de requerimiento de parte y resolvemos en el momento de acuerdo a la fundamentación y a la presentación oratoria de cada una de las partes".

 

Sí, en cambio, declaró Fierrito Ramírez, "que mantuvo la coherencia del relato desde el comienzo. Se sometió a todas las preguntas de la fiscalía y de la querella. Y sus testimonios coinciden con los de Millapi y con los de Benítez", expresó Monti.

 

Monti, en diálogo con Clarín, fustigó la investigación. "Hay mucha confusión, se hizo todo mal, hubo una alarmante morosidad y hasta un llamativo desconocimiento del código penal de parte de los responsables de la investigación. Tendrían que haber sido citados, inclusive a la abuela Catalina, de 87 años. A todos".

La casa de su abuela en las afueras 9 Julio. Foto Fernando de la Orden / Enviado especial

La casa de su abuela en las afueras 9 Julio. 

 

Este lunes, Ramírez, Benítez y Millapi serían acusados de partícipes secundarios "y de ser hallados culpables, cosa que no creo, les cabría la tercera parte de la sentencia que sí deberían tener los otros imputados. Estamos hablando entre cuatro y ocho años". ¿Por qué dejó de representar a Benítez, el tío de Loan imputado? "Porque su familia nunca se comunicó conmigo. Pasaron cinco días y su mujer Laudelina Peña me ignoró completamente".

 

Por otro, Monti fue lapidario: "Explíquenme cómo no llamaron a testimoniar a Laudelina Peña. Además de la abuela Catalina y del papá, José Peña, que ninguna compareció. Yo estoy cansado de hacer el trabajo investigativo de los fiscales y los abogados querellantes. Suena pedante decirlo, pero es así".

Los vecinos de Goya, agolpados en los tribunales, están perdiendo la paciencia.

Foto: Fernando de la Orden / Enviado especial

Los vecinos de Goya, agolpados en los tribunales, están perdiendo la paciencia. 

 

"Mis clientes Millapi y Ramírez no fueron la mano de obra de los autores intelectuales. Sólo cometieron un error: estar en el lugar equivocado en un momento inoportuno. La Justicia no pudo comprobar ningún entrecruzamiento llamativo, sino estaría registrado. Desmiento ante cualquiera que haya habido contradicciones o incongruencias de mis defendidos. Que insisto, si yo estoy equivocado, dejo la abogacía y me dedico a otra cosa".

 

El abogado defensor señaló que "pediré la liberación de Millapi y Ramírez" ante la jueza federal Cristina Pozzer Penso. "Hay suficientes pruebas para que dejen de estar encerrados".

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias