jueves 18 de agosto de 2022 - Edición Nº2338
Primer Argentino » ARGENTINA » 1 ago 2022

Comprar un auto usado: 5 chequeos básicos para evitar estafas y trampas comunes

Permiten detectar a tiempo si el vehículo tiene fallas, arreglos ocultos, deudas o irregularidades. Qué revisar, según los especialistas.


TAGS: AUTO, USADO, CHEQUEO

Comprar un auto cero kilómetro se fue volviendo cada vez más difícil en la Argentina debido a que los precios no paran de subirfaltan unidades y hay listas de espera. Por todo esto, muchos terminan optando por un auto de segunda mano.

Sin embargo, para los menos experimentados elegir un auto de segunda mano puede traer serios problemas y gastos inesperados a futuro, si previo a la operación no revisan muy atentamente una serie de cuestiones legales y técnicas.

A continuación, las estafas más comunes de las que se puede ser víctima y los cinco chequeos básicos que evitan caer en ellas antes de avanzar con la trasferencia.

 

Al comprar un auto usado: ¿cuáles son las estafas más comunes de las que se puede ser víctima y cómo reconocerlas?

. Necesitan vender rápido. Se trata de un anuncio falso con imágenes de autos que no pertenecen al anunciante y que los ofrecen a precios muy llamativos, con la excusa de un supuesto apuro por vender.

. Engaño sobre la mecánica. Advierten que el vehículo "sólo necesita" algún arreglo sencillo como cambiar una pieza gastada o algún desperfecto menor, pero en realidad eso es la "punta del iceberg" y ocultan desperfectos mayores que luego demandarán gastos significativos.

. Clonación de autos. Consiste en una práctica delictiva en la que se toman el número de identificación o chasis y/o el número de las placas para transferirlos a otro vehículo del mismo modelo, marca y color. De esta manera, dos autos pueden tener el mismo número de registro, pero uno es legal y el otro es trucho.

Para evitar caer en este tipo de estafas es recomendable revisar minuciosamente toda la documentación y que coincida con los datos que figuran en el auto (como el grabado de autopartes).

. Alteración del cuentakilómetros. Lo realizan para para disimular su uso real y obtener una mejor cotización. Además de ser un engaño, esto aumenta los riesgos de sufrir siniestros viales y trae un perjuicio económico extra, por las eventuales reparaciones no contempladas que haya que realizar.

 

Comprar un auto usado: cuáles son los 5 chequeos básicos para evitar estafas

 

1. Verificar que tenga los "papeles al día"

Se recomienda revisar minuciosamente toda la documentación que permita constatar que el vehículo tiene todo en regla y al día. ¿Qué requerir le al vendedor antes de realizar la compra?

. Título del vehículo mediante su inscripción en el Registro Nacional de la Propiedad del Automotor.

. Cédula verde y azul: en la cédula verde se detallan los datos más importantes del auto y de la persona titulada o autorizada como dueña de éste.

. Informe de dominio: se solicita en la Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad del Automotor (DNRPA) y contiene información muy importante sobre el vehículo.

Detalla la situación jurídica del auto (si tiene prendas, denuncias por robo o hurto, embargos, inhibiciones, etc.) según los datos del Registro Seccional donde está radicado.

Si es de carácter urgente se puede solicitarlo de inmediato y obtenerlo en el día, ingresando al siguiente link. En tanto, el comprador puede pedirle al vendedor que le entregue un certificado.

. Informe de infracciones: posibilita saber si un vehículo tiene multas por infracciones y conocer el importe. Se debe abonar para poder realizar la transferencia.

. Grabado de autopartes: es la identificación “imborrable” del dominio del auto en puertas, baúl y capó.

. Libre deuda de patentes del lugar donde está radicado el vehículo.

 . Verificación policial: se verifica en cada vehículo que el número de motor, de chasis y el tipo de automotor correspondan con lo especificado en la documentación de ese vehículo.

. Verificación Técnica Vehicular (VTV): se requiere para circular en la vía pública y para la operación de venta del auto, y debe realizarse anualmente.

 

2. Revisar el aspecto exterior del auto

Si bien lo estético suele ser lo más fácil de ver, si no se hace una revisión minuciosa pueden pasarse por alto signos de arreglos ocultos por vuelcos o choques importantes.

Lo recomendable es dar varias vueltas alrededor del auto y chequear el estado general de la pintura. "El cambio de color en la pintura, la falta de brillo o lustre pueden alertar sobre arreglos previos", según detalló el chapista de autos Gustavo Armentano, consultado por Clarín.

Además explicó que si bien estos retoques pueden no significar demasiado, en el caso de que lo estuvieran ofreciendo como original de fábrica, detectar estos cambios serviría dentro de la negociación para conseguir un mejor precio

También aconsejan revisar en detalle el parabrisas, la luneta y los faros. Abrir y cerrar todas las puertas, sin olvidar el baúl y el capó y asegurarse que no haya fricciones ni ruidos extraños.

 

3. Cuidado interior

Luego de la inspección externa, también será importante hacer una revisión profunda en el interior, que de no estar bien cuidada también puede servir para pedir una rebaja del precio.

Una buena práctica es sentarse en cada uno de los asientos, chequear que no estén deformados y tocar todo lo que está alrededor. Subir y bajar las ventanillas, ver el techo y las alfombras.

Se debe prestar particular atención al lugar del conductor y a todos los instrumentos y accesorios que están alrededor. Tomarse el tiempo necesario para probar cada uno, desde cada cinturón de seguridad, el desgaste del volante, y hasta el sistema de audio o la pantalla táctil si hubiera.

Los olores en el interior del vehículo también podrían indicar ciertos desperfectos. Por ejemplo, según explicó el mecánico, si se detecta olor a "apio" o a "caldo" podría tratarse de pérdidas en el sistema de calefacción.

Mucho olor a humedad, en tanto, puede indicar que hay problemas en el sistema de aire acondicionado o que al auto le haya entrado agua y haya estado inundado

 

4. Mecánica

Sin dudas la mecánica es uno de los aspectos más importantes cuando se adquiere un auto usado, y advertir los problemas puede resultar complicado para alguien inexperto.

Según detalló el mecánico automotriz Esteban Sanitz, conviene verificar en qué estado se encuentra el motor y que no tenga vibraciones ya que eso podría ser indicio de que no está funcionando bien. Por otro lado, tampoco se debería ver a simple vista cablerío suelto.

También se le puede pedir al vendedor una revisión del aceite y que, en ese momento, prenda el auto. "Si al levantar la varilla de aceite empieza a salir humo, es una señal de que el motor tiene un desgaste", indicó.

"En tanto, habrá que revisar que en el depósito donde está el líquido refrigerante no haya óxido o sarro", agregó.

No obstante, es importante poder contar con el asesoramiento de un mecánico de confianza que pueda pasar y ver el auto. Si el vendedor acepta la visita del mecánico sin ningún problema, es un buen indicio. De lo contrario, hay que dudar.

El mecánico también debería revisar el chasis del vehículo, que es lo que hace a la solidez del auto. "Si se detecta que la parte de abajo del capó es de un color diferente, eso puede indicar que el vehículo tuvo un choque frontal y eso es lo que más daña la estructura del auto", destacó el profesional consultado.

 

5. Electrónica

La revisión electrónica hoy también es fundamental, ya que los autos vienen con cada vez más con estos componentes. Luego de una primera revisión personal es recomendable que una empresa especializada realice un chequeo electrónico completo.

Suele ser sencillo y rápido, ya que simplemente basta con conectar una computadora al auto para que realice un escaneo que brindará información valiosa sobre el estado del vehículo.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias